La guía de Versalles en español

La aldea de Maria Antonieta y el Petit Trianon de Versalles

Que ver 0 5163
El Dominio de Maria Antonieta
El refugio de Maria Antonieta

El dominio de Maria Antonieta los configuran el Pequeño Trianón, los jardines de la Reina y la Aldea. Fue abierto al público en 2006 para retratar la vida de María Antonieta, esposa de Luis XVI, a la que le gustaba disfrutar en estos lugares llevando una vida sencilla y campestre a su aire, lejos de los lujos de Versalles.

Estos dominios fueron regalados por su esposo luis XVI en 1774 para que tuviera intimidad y pudiera huir de la etiqueta de la corte. De hecho era una zona estricta a la que nadie podía acceder sin ser invitado. Maria Antonieta se sentía asfixiada en la corte francesa. Pese a provenir de la aristocracia de Viena, se sentía fuera de lugar de la pompa de la corte y este fue su refugio.

Es el gran desconocido para los que visitan el Palacio de Versalles pero es un lugar que merece la pena descubrir pues tiene muchas sorpresas.

El Pequeño Trianón

El Pequeño Trianón está situado al sureste del recinto palaciego de Versalles. Fue mandado a construir por Luis XV a su arquitecto Ange-Jaques Gabriel, para su amante favorita Madame de Pompadour. La construcción se llevó a cabo entre 1763 y 1768. En 2008 se restauró.

Al fallecer Madame de Pompadur  fue ocupado por Madame du Barry, la siguiente favorita del rey. Tras la muerte del Luis XV  y pasar el trono a Luis XVI, la amante del rey perdió los favores así que este último regaló por su boda el Pequeño Trianón a su esposa María Antonieta.

Tiene un estilo griego, que era la moda en las construcciones de ese momento, dando un guiño a la antigüedad. Está rodeado de jardines y tiene cuatro fachadas diferentes. la más espectacular tiene unas imponentes columnas que recuerdan a los antiguos templos griegos.

Se pueden visitar en el interior los salones de recepción, los aposentos de la Reina y los aposentos del Rey, situados  en el ático. También el jardín francés con su capilla, el pequeño teatro de Mariá Antonieta, el jardín inglés con el Belvedere y el templo del amor.

La Aldea de la Reina

Para huir de la rígida Corte de Versalles, María Antonieta encarga en 1783 su propia Aldea, Le Hameau de la Reine. Allí disfruta de de una vida sencilla campestre con sus damas de compañía.

¿Por qué se construyó una aldea? La reina vio un cuadro que representaba una granja del País de Caux pintada por Hubert Robert. Se encandiló con la obra y pidió al arquitecto Richard Mique que recreara la obra de manera exacta. La aldea fue construida entre 1783 y 1785. Como resultado se creó un conjunto de pequeñas casas con techos de paja, pizarra y balcones de madera, alrededor del Gran Lago artificial.  Cinco de esas casas estaban reservadas para uso de la Reina y de sus invitados: la Casa de la Reina, el Billar, el Gabinete, el Molino y la Lechería de Degustación. Aunque sus exteriores son muy rústicos, sus interiores eran bastante refinados.

Se convirtió en una auténtica explotación agrícola cuyos productos abastecían las cocinas del Palacio. Es muy curioso el contraste entre la opulencia del Palacio de Versalles y la sencillez de las construcciones de la aldea.

Sensaciones al visitar la Aldea de la Reina

Un porcentaje muy elevado de visitantes de Versalles no visitan esta parte del complejo pero estamos seguros de que un número muy alto de los que sí lo hacen incluyen el Petit Trianon y la aldea de María Antonieta entre lo más interesante que han visto en su viaje.

Ubicados en una zona lateral de los jardines, encontramos este oasis de cuento de hadas que inventó María Antonieta como retiro rural. Allí podía escapar de la presión de la corte, pasear tranquila con sus doncellas, disfrutar de los lagos y arroyos, admirar los molinos de viento, cuidar de sus animales en la pequeña granja y jugar a ser lechera recogiendo leche de sus vacas. Estampas bucólicas que se multiplican con las flores de la primavera.

La sensación que tenemos de la visita es la de un espacio idealizado, glorificado, frívolo, en el que María Antonieta representaba un personaje alejado de su realidad en la corte. Una especie de cómoda parodia de la vida campestre, que seguramente enfadaría a la Francia mísera rural y seguro que fue una gota más de ese vaso que se desbordó y termino con su cabeza.

Como visitante actual encontrarás un refugio rural ajeno a las multitudes del Palacio, junto con el Petit Trianon, un palacio a pequeña escala más cercano a una casa de campo.

 Reservar visita guiada a los dominios de María Antonieta

Te ofrecemos magníficos tours que incluyen un completo recorrido por Versalles que incluye los dominios de María Antonieta.

Ver precios y detalles

Valora este reportaje

¿Te ha gustado este reportaje? Lo puedes valorar del 1 al 5. ¡Gracias por tu contribución!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 4,50 de 5)
Loading...

Valoración del Editor

  • Valoración
  • Puntuación total

Valoración del usuario

  • Valoración
  • Puntuación total

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados *

Dormir en Versalles

Indica tus fechas

Fecha de entrada

calendar

Fecha de salida

calendar

Sin comisiones
y precio mínimo garantizado

Tours a Versalles

Enlaces interesantes

Sígue Versalles en Facebook