La guía de Versalles en español

El Palacio de Versalles, estructura y estancias principales

Que ver 0 437
El Palacio de Versalles

El complejo de Versalles engloba muchos edificios, jardines y espacios de gran interés pero sin duda el elemento central es el Palacio principal o Grand Chateau, es decir, la edificación principal que contiene los grandes apartamentos de Estado y la famosa Sala de los Espejos.

Luis XIV (nacido en 1638 y rey desde 1643 a 1715) promovió la ampliación del pequeño castillo de caza edificado por su padre Luis XIII añadiendo las dos alas laterales y conformando la forma de U que podemos ver hoy. Durante 15 años se prolongaron los trabajos que dieron como resultado la base edificativa de lo que actualmente es Versalles.

El Palacio fue sede de la Corte y el Gobierno de Francia desde 1682, situación que desaparecería en 1789 con la Revolución Francesa. Desde entonces ha asumido diversos roles aunque siempre relacionados con la alta política francesa y elevados acontecimientos internacionales.

La visita

Si consigues evadirte de las masas de turistas, el Palacio de Versalles se te presentará como un impacto sensorial de oro, espejos y decoración exhuberante allá a dónde mires. Verás enormes y suntuosas estancias reales con camas de ensueño, exquisitas piezas de arte con detalles hasta el mínimo, paredes de marmol, columnas, esculturas… en lo que constituye sin duda la cumbre del clasicismo francés que toma lo mejor del renacimiento y del barroco para lograr un estilo grandioso y único en Europa.

Muchos se sobrecogen con la visita y llegan a entender el resentimiento de la depauperada población francesa de finales del XVIII que apasionadamente se abandonó a una revolución. Repasaremos algunos de los puntos más interesantes de la visita:

Los Grandes Apartamentos

Bajo esta denominación tenemos dos grandes bloques conocidos como “El Gran Apartamento del Rey” y “El Gran Apartamento de la Reina”. Ambos espacios se comunican mediante la Galería de los Espejos y el acceso al conjunto se realiza mediante el Salón de Hércules. Analizaremos brevemente estos espacios.

El Salón de Hércules

No es parte realmente de los Grandes Apartamenos sino zona de paso desde el ala norte al cuerpo central del Palacio. Es el salón más grande y data de 1712 aunque fue terminado en 1715, tras la muerte de Luis XIV. Fue decorado por Robert de Cotte, que no escatimó en riqueza ornamental.
Fíjate en los muros con mármoles de diferentes colores y en las bellas columnas con capitel corñintio en bronce dorado que sostienen una rica cornisa llena de consolas y trofeos.

Detente en la magnífica chimenea y en las pinturas del maestro italiano Veronese de temas bíblicos. No te pierdas el techo, decorado por François Lemoyne con representación de deidades griegas y romanas. Fue tal el entusiasmo que provocaron estos frescos que su autor fue nombrado pintor real, título que disfrutaría pocos días ya que se suicidó exhausto por el trabajo realizado.

Este salón ha sido sede de grandes recepciones reales.

El Gran Apartamento del Rey

Conjunto de 7 salones situados en hilera y consagrados a diferentes temas clásicos:

Salón de la abundancia, con alegorías a la abundancia, la juventud, la magnificencia real y la vida libre. Fíjate en los retratos de personajes célebres: Luis de Francias, Louis de Borbón, Luis XIV, Felipe V de España y las pinturas alegóricas a la abundancia y la magnificencia.

Salón de Venus, dedicado a esta diosa de la mitología romana, servía de sala de recepción en tiempos de Luis XIV. En su decoración abunda los mármoles, la marquetería de mármoles policromados, columnas jónicas, nichos, bronces dorados… Destaca la escultura de Luis XIV.

Salón de Diana, utilizada por Luis XIV como salón de juegos y en particular de billar. Su decoración se basa en los habituales murales de marmol, bonces dorados plafones policromados y numerosas pinturas. Las damas se situaban sobre unos bancos para tener buena visión de las partidas de billar del rey.

Salón de Marte, dedicado a Marte, el dios de la guerra, era una sala para el descanso y el ocio de Luis XIV, también utilizada como sala de baile y de conciertos.

Salón de Mercurio, sala de aparato real que pese a contener una cama nunca sirvió como lugar para dormir del rey, que prefería su apartamento de etiqueta en la zona central de Palacio. Es una de las zonas con mayor riqueza ornamental de Versalles.

Salón de Apolo,  otra cámara real que ha servido de sala de trono, sala de audiencias ordinarias e incluso para bailes reales.

Salón de la Guerra, con figuras alegóricas del poder de Francia. Esta sala comunica los Grandes Apartamentos con la Galería de los Espejos y en ella se representan las victorias del rey. Fíjate en las escultura de Luis XIV como un emperador romano victorioso.

El Gran Apartamento de la Reina

Zona de residencia de 3 reinas de Francia: Maria Teresa de Austria (Luis XIV), Marie Leszczyska (Luis XV) y María Antonieta (Luis XVI). Lo más interesante es:

La Antichambre o Antecámara del Gran Cubierto, sala en que el rey, la reina y los miembros de la familia real almorzaban en público. Sólo la familia real podía sentarse a la mesa y, ante ésta, se sentaban las duquesas, princesas o titulares de altos cargos que gozaban del privilegio del taburete, luego, de pie, se situaban las demás damas y personas que, por su rango o autorizadas por los ujieres, habían podido entrar.

El Grand Cabinet, que utilizaba María Antonieta para recepciones formales y en su defecto como antecámara de la sala de la reina.

Cámara de la Reina, dormitorio de la reina y habitación de esplendor excepcional. En esta sala tenían lugar los partos públicos de las reinas. En la noche del 6 al 7 de octubre de 1789, María Antonieta escapó de la enfervorizada población parisina escapando por un pasillo secreto que conectaba su habitación con la del rey.

La Galería de los Espejos

Dedicamos un apartado especial a la Galería de los Espejos. Solo recordar aquí que es una suntuosa galería construida con el objetivo de deslumbrar a los visitantes de Luis XIV. Une los apartamentos del rey y la reina.

Diecisiete ventanas proporcionan la luz que se refleja en 357 espejos puestos frente a frente. Semejante galería fue un acontecimiento en el siglo XVII porque, por primera vez, las personas se podían contemplar de cuerpo entero. La galería representó, asimismo, un lujo impresionante teniendo en cuenta que, en aquel tiempo, un espejo resultaba muy caro.

La Cámara del rey o Appartement du Roi

Conjunto de habitaciones destinadas a la vida privada de Luis XIV. Están situadas en la parte más antigua del palacio, en las habitaciones originariamente designadas para el uso personal dentro del castillo de Luis XIII. Eran la alternativa a los incómodos grandes apartamentos del rey arriba descritos y con los reyes Luis XV y Luis XVI evolucionaron a zonas de trabajo diario.

El conjunto está formado por un vestíbulo, la sala de guardias del Rey, dos antecámaras, la habitación de Luis XIV y el Gabinete del Consejo.

Nos detenemos en la Cámara de Luis XIV. Es originaria de 1701 sobre la misma sala del rey Luis XIII. Era el centro ideológico y físico de Versalles. Deleitarse con su increible decoración y con las obras de Anthony van Dyck, Guido Reni, Domenichino y Caravaggio.

Contemplar la alcoba, el área separada por una balaustrada en que se encontraba la cama del rey.

Otros puntos de interés

Muchos turistas, abrumados por los dorados y los excesos decorativos, se conforman con las grandes estancias reales y se escapan después a los jardines para tomar un poco el aire. Para aquellos que quieran hacer una visita más completa recomendamos:

La Capilla de Versalles, centro religioso y espiritual del Palacio, no en vano el rey de Francia era considerado el representante de Dios en la tierra. Está dedicada a San Luis y es una bella construcción de dos pisos con pinturas y ornamentos de temática bíblica.
Cada día, generalmente a las 10 de la mañana, la Corte asistía a la misa del Rey. Éste se instalaba en la tribuna real, rodeado por su familia. Las damas de la Corte ocupaban las tribunas laterales. En la nave se encontraban los “oficiales” y el público.

Los aposentos de María Antonieta, conjunto de pequeñas habitaciones en las que la reina se retiraba con sus asistentes más cercanas. Allí, se refugiaba  para leer, pintar, meditar o recibir a sus visitas más íntimas.

– Museo de la Historia de Francia, creado por el rey Luis Felipe en 1837, dedicado “a todas las glorias de Francia”. Tres mil cuadros con retratos fueron encargados por Luis Felipe a los pintores de la época, que debían acompañar obras más antiguas, desde la Edad Media hasta 1830, para constituir series históricas completas.

Valora este reportaje

¿Te ha gustado este reportaje? Lo puedes valorar del 1 al 5. ¡Gracias por tu contribución!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...

Valoración del Editor

  • Valoración
  • Puntuación total

Valoración del usuario

  • Valoración
  • Puntuación total

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados *

Dormir en Versalles

Indica tus fechas

Fecha de entrada

calendar

Fecha de salida

calendar

Sin comisiones
y precio mínimo garantizado

Tours a Versalles

Enlaces interesantes

Síguenos en Google+