TICKETS Y VISITAS

Qué ver en Versalles

El Gran Trianon, un Versalles a pequeña escala

El Gran Trianon

Actualizado el domingo, 22 octubre, 2023

Visitar el Gran Trianon

El Grand Trianon fue el palacio a escala menor que Luis XIV se hizo construir para escapar del exceso de lujo de Versalles y como nido de amor con su amante Madame de Montespan. Data de 1687 y es obra de Hardouin-Mansart. Pese a ser un pabellón de descanso es una obra magnífica que sigue el modelo general del dominio versallesco y que cuenta con un encantador jardín plagado de flores en primavera.

Es un lugar precioso, un oasis elegante si te agobian los grupos del palacio principal. Merece mucho la pena, no te lo pierdas.

Se halla enclavado en un complejo independiente que engloba el propio Gran Trianon, el Petit Trianon, el Hameu de María Antonieta y hectáreas de bellos jardines.

Visitas guiadas en el Gran Trianon:
Pregúntenos    WhatsApp

⚜️🎟️ Ticket sin colas 
RESERVA 🛒
Incluye Gran y Pequeño Trianón y Aldea de la Reina.

⚜️🙋💎 Visitas privadas
VISITAS PRIVADAS VERSALLES 🇪🇸 🛒
Visitas exclusivas con o sin traslados

⚜️🙋🚐 Desde París
RESERVA 🇪🇸 🛒

⚜️ Todas las visitas
MÁS OPCIONES 🛒

Fue construido por el rey Luis XIV en 1687 como un lugar para escapar de la vida de la corte y disfrutar de la privacidad con su familia y amantes.

Es otro edificio testigo de la historia ya que muchos mandatarios franceses lo eligieron en detrimento del frío Chateau para residencia o para grandes recepciones. Fue el caso de Napoleón I o de Luis Felipe, que vivieron aquí y redecoraron las salas.

Las últimas modificaciones se llevaron a cabo por orden del General de Gaulle, que estableció en el Gran Trianon la residencia del Presidente de la República y sede de la recepción oficial de los jefes de estado extranjeros.

Desde 1979 pertenece al Patrimonio de la Humanidad la Unesco.

Está rodeado por hermosos jardines y fuentes y cuenta con una serie de habitaciones lujosas, incluyendo una sala de recepción, un comedor y una sala de música. El Gran Trianón también cuenta con un pequeño teatro y una capilla.


Dónde está el Gran Trianon

La mayoría de los visitantes acceden desde el Chateua de Versalles en un agradable paseo que cruza los jardines.

El Gran Trianon está a una media hora andando del palacio, aunque existen medios de transporte alternativo como la bicicleta o el tren turístico. La forma más directa de acceder es saliendo en dirección norte por la verja de Neptuno y recorriendo la Avenue de Trianon. Recomendamos hacerse con un plano del complejo, no tiene pérdida.

El Gran Trianón es un edificio elegante y sencillo en comparación con el extravagante Palacio de Versalles.

Otra manera de acceder sin pasar por los jardines de Versalles es desde la propia ciudad de Versalles, por el Boulevard de la Reine y la Avenue de Trianon, previo pago de entrada para coche. Acceso por la puerta de St Antoine, que es uno de los accesos al bosque de Versalles.


La visita

El magnífico edificio consta de una sola planta y destaca por sus amplios ventanales y sus mármoles rosas y blancos. Es de estilo clásico francés mezclado con italianismos. Se entra en el patio por una cancela: a la derecha se encuentra el edificio norte. A la izquierda el edificio del Sur cubierto por un tejado plano, con balaustrada.

La visita es en suma una sucesión de bellos salones, el peristilo o zona exterior porticada y los jardines:

Esto es lo más interesante de la visita:

Los Grandes Aposentos

Todo lo que podemos ver hoy en el Trianon es el resultado de la decoración realizada en tiempos de Napoleón, ya que el mobiliario anterior se dispersó en tiempos de la revolución francesa. La segunda esposa de Napoleón I, María Luisa, ocupó y decoró unas bellas estancias del ala izquierda entre las que destacamos la Cámara de la Emperatriz, el Salón de los Espejos y el salón de la Capilla. Anteriormente fueron las cámaras privadas de Luis XIV para su descanso y despacho con el Consejo.

Conjunto de salas de bellísima decoración. Estancias repletas de historia, anécdotas y recuerdos del paso de personajes históricos desde Luis XIV hasta los tratados de guerra del siglo XX.

El Bodoir
Originalmente habitación de servicio. Luego finamente decorada con bello mobiliario.

La Sala de los Espejos
También tiene una el Gran Trianon. Mira al gran canal y fue el antiguo estudio de Luis XIV para sus reuniones con el Consejo. La decoración de espejos y paneles donde se encastran es de ese periodo. Hay mobiliario de época perteneciente a varios personajes. Hay dos centros de mesa que fueron regalos de Carlos IV de España a Napoleón.

Hoy podemos admirar su delicada decoración clásica, con rosas y dorados y transportarnos a la atmósfera romántica y serena de los tiempos de la Emperatriz.

El dormitorio de la Emperatriz
La cámara de la Emperatriz María Luisa, esposa adorada por Napoleón, ansioso por casarse con un miembro de una de las principales casas reales de Europa para consolidar su imperio relativamente joven. Dio a luz un hijo que brevemente le sucedió como Napoleón II. Sala preciosa con pinturas de Le Brun, fino mobiliario y porcelanas.

La sala de la capilla
Decorada en sus cenefas con motivos eucarísticos que recuerdan su uso inicial para actos religiosos en la época de Luis XIV. En época napoleónica fue sala de dibujo de la emperatriz, de ahí la mesa de té y otro mobiliario añadido.

El Peristilo
El peristilo fue diseñado como el gran vestíbulo de entrada al Gran Trianón y está abierto entre el patio y los jardines. Espacio muy bonita con grandes columnas y vistas al jardín.

Tras el peristilo, entramos en las salas del ala norte:

La sala de la Reina de los Belgas
Bella sala que fue anteriormente tercer dormitorio de Luis XIV y fue convertido en 1845 en un dormitorio para la hija de Luis Felipe, Luisa María, esposa del rey de los belgas, Leopoldo I.
Los muebles pertenecían a la emperatriz josefina en el Palacio de las Tullerías.

Salón de la Música:

Sala familiar de Luis Felipe
En 1838, Luis Felipe fusionó dos habitaciones en una en la que su familia podría reunirse para pintar y otros entretenimientos. Parte de la habitación era el primer dormitorio de Luis XIV.

Sala de la Malaquita
Esta habitación es una de las más prestigiosas del palacio, sala de estar del Emperador.  Recibe su nombre de la malaquita verde con la que se fabricaron algunos impresionantes mobiliarios que fueron regalo del zar Alejandro I de Rusia a Napoleón I en 1808. Esta sala contiene también importantes pinturas de temática mitológica.


Los jardines y el peristilo

Trianon es un complejo rodeado de jardines con flores en el que además todas las habitaciones tienen vistas al jardín. Muchos habitantes incluso encontraban insoportable el intenso aroma en los meses de primavera. No perderse la fuente Bufé de Agua y las neveras.

El peristilo es una atractiva estancia exterior porticada que permite pasar del patio a los jardines de forma imperceptible.


Algunas curiosidades del Gran Trianon

Como sugiere el nombre, el Grand Trianon es un poco más grande y más majestuoso que su hermana pequeña de al lado. Hay una gran cantidad de ejemplos de artes decorativas (muebles, pinturas, alfombras, etc.), así como un jardín y una columnata de mármol rosa. Los jardines del Petit Trianon se conectan con los jardines del Grand Trianon, en un bello paseo.

El Gran Trianon se usaba principalmente para alojar a invitados de la familia pero el Rey a veces se escapaba allí con la amante oficial. Como norma general permanecía deshabitado y preparado para recibir huéspedes ilustres como Pedro el Grande de Rusia o Stanislas Leszczynski, rey de Polonia, entre muchos otros.

De todas formas, su inquilino más ilustre fue Napoleón y de hecho la configuración y estética actual del palacete se la debemos a él .


Consejos de visita

– El primer consejo es visitarlo. Merece la pena, tiene entidad propia diferente del gran chateau. Es un lugar bello, refinado, tranquilo y relajante, incluso en días de mucho público, especialmente por la tarde.

– Ve a la tienda de recuerdos, es amplia y con muchas cosas lindas.

– Deambula por los exteriores y jardines. Hay zonas con vistas preciosas y haz fotos del propio Trianon desde los jardines, serán algunas de las más bonitas de tu viaje.

– Para llegar desde al acceso principal de Versalles o desde el Palacio principal hay un buen paseo a pie. La ida es cuesta abajo, la vuelta cuesta arriba. Puedes ir también en el trenecito de Versalles, bicicleta o en los carritos de golf, aunque es una pena pagar tiempo por estos carritos para dejarlos aparcados en la puerta mucho tiempo.

Coches de golf para recorrer Versalles

Coches de golf para recorrer Versalles

– Hay un acceso desde Versalles muy cerca del Trianon. Es la puerta de St Antoine. Práctica si llegas en taxi desde algún punto de la ciudad de Versalles o si te quedas en un hotel. Tras la visita matinal al palacio puedes descansar un poco en tu hotel e ir luego en taxi a esta puerta. Es una buena idea para disfrutarlo mejor, aunque solo si vas a hacer noche en Versalles.


¿Te gustó este artículo?

Valóralo

Nota media 4.7 / 5. Votos recibidos: 23

Reportajes relacionados
Qué ver en Versalles

Breve biografía de María Antonieta y su relación con Versalles

Qué ver en Versalles

La vida diaria en Versalles, cómo vivían los habitantes del Palacio.

Qué ver en Versalles

Cómo visitar Versalles, entender el complejo y áreas principales 2023

Qué ver en Versalles

El Palacio de Versalles, estructura y estancias principales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *