La guía de Versalles en español

Visión general de Versalles, razones para la visita

Que ver 0 1558
Visión general de Versalles

Versalles es uno de los complejos reales más impresionantes del mundo y todo un monumento al poder de los reyes absolutistas borbones de la Francia de los siglos XVII y XVIII. Cúspide del arte clásico francés, sus orígenes se remontan a Luis XIII, que cazaba en los bosques de la zona y que ordenó construir un castillo que fue el germen de lo que posterioremente sería la Corte de Versalles, capital de Francia de facto durante largos periodos.

Si visitas París y tienes algunos días es una visita ineludible. Versalles es una bonita villa situada muy cerca de la capital, en la zona sur y es posible realizar la visita en media jornada, aunque la cantidad e interés de las cosas que ver merecerían al menos un día completo o incluso dos.

En este reportaje vamos a abordar algunas cuestiones históricas, curiosidades y datos generales de interés para tener una visión general del complejo, de lo que supuso en su época y de lo que representa en la actualidad.

Breve historia

Nos remontamos al reinado de Luis XIII. En 1622, este rey aficionado a la caza ordenó a su arquitecto construir un pabellón destinado a su alojamiento para las sesiones deportivas en los cercanos bosques. Se le llamó «el castillo del caballero» y tenía un diseño de estilo medieval, de ladrillos rojos de piedra y con una azotea de pizarra. muy alejado de lo que posteriormente sería el Chateau de Versalles y concebido como una vivienda rústica y utilitaria.
Hasta entonces, Versalles era un poblado pequeño, de unos 500 habitantes que vivía de la actividad comercial.

Luis XIV, el verdadero artífice

Fue su hijo y sucesor, Luis XIV, quien mostraría interés por Versalles. París había sufrido movimientos insurreccionales y el monarca consideró esta zona más tranquila y alejada del excesivo bullicio parisino. Así, el rey ordenó a su arquitecto Le Vau y su paisajista Le Nôtre transformar el castillo de su padre y el parque anexo, con la intención también de acomodar algunas instituciones gubernamentales y el tribunal  En 1678, después del Tratado de Nimega, el rey decidió que el tribunal y el gobierno serían establecidos permanentemente en Versalles, lo que sucedió el 6 de mayo de 1682. Así Versalles se convertiría en la capital de facto del reino.

Luis XIV acondicionaría los Grandes Aposentos del Rey y de la Reina y el  lugar de aparato y recepción por excelencia, la Galería de los Espejos, que fue diseñada por Mansart. Fue sin duda el periodo de máximo esplendor e intensidad constructiva en Versalles. El grueso de lo que hoy podemos visitar en el palacio, el Gran Trianon, los jardines, los canales y las principales fuentes y esculturas exteriores se hicieron bajo su mandato.

Para Luis XIV, Versalles sería su legado, una obra por la que sería recordado durante siglos y el lugar en que fijaría su residencia y centralizaría su corte, sus ministros y sus servicios.

Versalles en el reinado de Luis XV

Luis XV no mostraría tanto interés por Versalles aunque le dio continuidad y quiso que se respetaran las tradiciones dentro del palacio. Este rey tenía gustos más modestos y no se alojaba en las grandes estancias. Fue un época de reformas principalmente para acomodar a su extensa corte y para la ampliación de espacios de uso principalmente lúdico. En su periodo se construyó el pabellón francés, la fuente de Neptuno y el pequeño Trianon.

Luis XV da a Versalles un toque más descuidado, más íntimo, desenfadado y si se quiere, más libertino.

Luis XVI, fin del esplendor

Luis XVI, que junto con su esposa María Antonieta, eran dos monarcas jóvenes, inexpertos y centrados en sus aficiones y ocio personal,  contempló el doloroso final del Chateau de Versalles, que fue ocupado por el pueblo en 1789. Durante su reinado se construyó la Granja de María Antonieta, el Belvedere y el Templo del Amor, mundo creado para la evasión de la reina.

En los siglos posteriores hasta hoy la vida en Versalles ha continuado y el palacio ha sido sede de importantes acontecimientos internacionales y eventos en la historia de Francia. Especialmente destacado fue el Tratado de Versalles de 1929, que puso fin a la I Guerra Mundial.

La vida en Versalles

En los años de apogeo de la corte de Versalles con Luis XIV habitaban en el palacio varios miles de personas, entre familia real, su amplia corte y el servicio.

La organización de ese complejo entramado social se regía por unas estrictas normas de rango que se definían por el origen de la persona en virtud de su nacimiento. El monarca era un gobernante absoluto y la cercanía a él era la mayor aspiración de cualquier miembro de la corte. Ser favorecido por el rey significaba dinero y poder y se creaba un ambiente de competencia irrespirable que daba como resultado un estilo de vida incómodo y muy teatral, en el que las apariencias lo eran todo.

La vida cotidiana además era tremendamente rígida, encorsetada y repleta de incomodidades y deficiendias sanitarias. Las condiciones en palacio eran insalubres, la higiene brillaba por su ausencia y los aposentos de la corte eran escasos y en muchos casos modestos.

Tan solo el rey y su familia directa disfrutaba de una posición de máximo privilegio que se veía reforzada con ceremonias constantes que abarcaban los aspectos cotidianos de la vida del rey: el ceremonial de levantarse, las reuniones con sus ministros, sus paseos y sus comidas.

Versalles hoy

Versalles es hoy una de las grandes atracciones turísticas de Francia con más de 3 millones de visitantes anuales. Actualmente Versalles es un palacio nacional puesto al servicio de la presidencia de la República. En él se recibe a los jefes de Estado extranjeros y es lugar de reunión del Senado francés en ocasiones de especial relevancia.

El conjunto del palacio y parque de Versalles, incluyendo el Gran Trianón y el Pequeño Trianón, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1979.

Por qué visitar Versalles

¿Motivos para visitar Versalles? Hay tantos… Se trata de una atracción cercana a París y una excursión perfecta de un día, ubicada a poco más de media hora en tren. 

Digamos los principales que se nos ocurren de forma rápida:

Hay que visitar Versalles porque es uno de los palacios más grandes del mundo. Lo que empezó como un pabellón de caza junto a un pequeño pueblo rural a 20 km al sur de París se expandió bajo el mando de Luis XIV hasta convertirse en la residencia de la familia real francesa. En 17 años se agregaron 9 alas al palacio y en los años posteriores se habilitarían nuevas zonas, los establos, el Petit Trianon, la Capilla y la Ópera

Hay que visitar Versalles por sus maravillosos jardines. En sus más de 800 hectáreas hay más de 200.000 árboles, 50 fuentes y 6 km de canales, que además se sustentan en lo que antiguamente fue un bosque cerrado con humedales. La belleza y complejidad técnica le valieron la protección como Patrimonio de la Humanidad.

Hay que visitar Versalles por sus interiores. En particular por el increíble Salón de los Espejos, diseñada para simbolizar el poder político, económico, diplomático y artístico de Francia. Utilizado para eventos muy especiales, allí se firmó el Tratado de Versalles que ponía fin a la I Guerra Mundial.

Hay que visitar Versalles por sus fuentes. Un complejísimo sistema hidráculico alimenta el conjunto de fuentes más increíble que te puedas imaginar y que ocupó 1/3 del presupuesto total de Versalles. Si puedes, visita Versalles durante el espectáculo de fuentes musicales, de marzo a octubre y ve bailar las aguas al ritmo de la música.

Hay que visitar Versalles por su papel en la historia. Versalles fue sede real y centro político durante el reinado de Luis XIV. El Rey obligó a los nobles de Francia a pasar largas temporadas en el palacio para evitar que desarrollaran su poder regional con ánimo centralizador. Con le Revolución Francesa, Versalles perdió su halo de capitalidad. En los siglos posteriores, el Palacio sería sede de importantes Tratados y recepciones a líderes del mundo.

Valora este reportaje

¿Te ha gustado este reportaje? Lo puedes valorar del 1 al 5. ¡Gracias por tu contribución!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 4,20 de 5)

Loading...

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados *

Dormir en Versalles

Indica tus fechas

Fecha de entrada

calendar

Fecha de salida

calendar

Sin comisiones
y precio mínimo garantizado

Tours a Versalles

Enlaces interesantes

Sígue Versalles en Facebook